sábado, 19 de octubre de 2013

AYAHUASCA MEDICINA / DMT

Antiguos rituales permitían una conexión profunda con la divinidad. Comprender este conocimiento integra la observación desde la ciencia y la espiritualidad. Los antiguos lo sabían; nosotros lo hemos olvidado.

¿QUE ES REALMENTE EL CAMINO DE LA AYAHUASCA?
Purga: Limpieza Física (orgánica) y Psicológica (espiritual)

La Ayahuasca es conocida como yage y es empleada tradicionalmente como un purgante para el cuerpo y para el alma. Al beber Ayahuasca realizamos una profunda limpieza orgánica, psicológica y espiritual. La Ayahuasca es una medicina "mágica" que produce efectos rehabilitadores reales y concretos. Diversos malestares orgánicos han sido tratados con efectividad y aun esta planta maestra nos sigue sorprendiendo con la variedad de problemas físicos y psicológicos que resuelve, luego de una consecuente etapa de tratamiento.

Autoconocimiento, Auto evaluación y Autoanálisis

La purga con Ayahuasca es una purga integral y, por lo tanto, abarca también y necesariamente una "purga" de tipo psicológica. Se trata de la expulsión de condicionamientos mentales y emocionales que nos son perjudiciales. La Ayahuasca nos permite realizar la autocrítica constructiva de mayor calidad de toda nuestra existencia. Es la autoevaluación más completa, es el balance o autoanálisis de mayor profundidad que podemos lograr. Es visualizar detalladamente nuestra vida para, a partir de este reconocimiento, buscar las soluciones más pertinentes a nuestras dificultades latentes. El logro del desarrollo de este autoconocimiento es dirigir nuestra atenta mirada a nosotros mismos y a cómo estamos viviendo nuestra vida.



Regresión e Introspección
En la experiencia con la Ayahuasca se realiza un recorrido profundo a través de nuestra evolución psíquica, revisando cada etapa de nuestra vida para una mejor autocomprensión. Es una verdadera reviviscencia, un real volver a vivir algunos pasajes de nuestra vida para superar los conflictos que aun no están resueltos y que quedaron pendientes. Es importante considerar que esta retrospección es la base necesaria para mirar hacia nuestro porvenir. Una mirada clara y completa hacia el pasado permite proyectarse sólidamente hacia el futuro.

Consciencia de Nuestro Inconsciente

El inconsciente es lo oculto de nuestro ser, es la memoria de todas las experiencias que nuestro consciente no recuerda. El inconsciente es donde se instauran los traumas, los miedos y los recuerdos que nos afectan sin poder comprender de manera racional de donde vienen y cómo operan. La capacidad que tiene la Ayahuasca de penetrar en el inconsciente la convierte en una medicina de gran potencial psicoterapéutico ya que actúa directamente en las emociones bloqueadas, ayudando a evitar que la mente condicionada boicotee el proceso de cambio profundo. Sin embargo, la profundidad de la sanación terapéutica con la Ayahuasca dependerá de cuán condicionada esté la persona por patrones rígidos y qué tan dispuesta está a soltar la importancia personal (ego) y las estructuras sobre las que se sustenta.

La Ayahuasca es un Desalucinador

Esta planta maestra es mal llamada droga o alucinógeno, cuando realmente es un DESALUCINADOR, pues nos permite percibir la realidad tal cual es y salir de la alucinación cultural y social en la que podemos estar entrampados. Muchas personas se encuentran alucinadas, extraviadas con respecto a no tener claro su propósito en la vida. Existe una enfermiza ilusión de poder económico, estatus social, supuesta "sabiduría" basada en la repetición de teorías rígidas y limitantes acerca de la vida, etc., que son muy sutiles y que están disfrazadas de éxito por el sistema social en el que estamos inmersos. Pero en realidad estamos siendo víctimas de estos "modelos sociales" que impiden la verdadera libertad de ser uno mismo y lo único que hacen es tapar el gran vacío interno, miedo e inseguridad frente al Gran Misterio de la Vida. La Ayahuasca rompe esa ilusión, despierta y presenta al mundo y la vida tal y como son. No existe mejor forma de poner los pies sobre la tierra que viviendo la experiencia de la Ayahuasca y, de esta manera, despertar de todas nuestras fantasías y alucinaciones socio-culturales.

Experiencia de Éxtasis Místico

La innata búsqueda espiritual se canaliza y concretiza al ingresar en la dimensión mágica de la Ayahuasca, que permite sentir y vivir a la divinidad dentro de uno mismo. Somos uno con el universo, somos el universo y éste está contenido dentro de nosotros. Nuestro corazón se expande en la vibración del amor, contactándonos con el amor incondicional por nosotros mismos y por todo lo que nos rodea. Nos sentimos hijos de la madre tierra y hermanos de todos nuestros semejantes, animales, plantas, las rocas, el viento, la lluvia; todos los seres orgánicos e inorgánicos que habitan en nuestra gran madre planetaria.

Realización Espiritual

Se logra transitar por un camino de apertura espiritual y auto descubrimiento de nuestro ser esencial. Es el verdadero reconocimiento de nuestra alma y, por ende, la reconciliación con la totalidad, es decir, el contacto con la suprema divinidad universal. Ya no existen las divisiones, los límites desaparecen, somos todos parte del Gran Espíritu comprendiendo que nuestra verdadera esencia y las de todas las cosas es espiritual.

EL DMT

La dimetiltriptamina (DMT) es propiamente el principio activo enteógeno de la ayahuasca. La DMT se encuentra de manera natural en el cerebro humano exactamente en la epífisis o glándula pineal y en el de otros mamíferos, considerada como un neurotransmisor. Es el enteógeno de acción más intensa que se conoce y de mayor impacto visual. Se encuentra en numerosas plantas y semillas, como en la Chacruna peruana, en la Mimosa hostilis o en la llamada ojo de venado. Se produce en pequeñas cantidades cada vez que un individuo sueña, y en las experiencias cercanas a la muerte.

La DMT (N-dimetiltriptamina) es un alcaloide triptamínico de núcleo indólico y tiene su antecedente en la naturaleza, que se obtiene mediante la pulverización de los granos de la planta piptademia peregrina (base de la cohoba amazónica), lo que no la hace similar, sino idéntica a la bufotenina. La piptademia peregrina, arbusto de la familia de las leguminosas, procede de las Antillas y de las regiones del río Orinoco. Los Pancarú de Pernambuco (Brasil) utilizan el vinho de Jurumena, preparado con las semillas de la leguminosa Mimosa hostilis, en las ceremonias mágico-religiosas, cuyo alucinógeno, la nigerina, es en realidad DMT.

La DMT también se encuentra de forma endógena en el cerebro humano, probablemente a ello se deba lo espectacular y breve de sus efectos visionarios y su rápida metabolización. Algunos especulan que el DMT, producido en pequeñas cantidades por humanos y mamíferos, participa en los efectos visuales del sueño natural e incluso en las experiencias cercanas a la muerte y otros estados místicos. Un mecanismo bioquímico para estos efectos fue propuesto por el investigador médico J. C. Callaway, quien sugirió en 1988 que la DMT puede estar relacionado con el fenómeno del sueño visual, donde los niveles de DMT en el cerebro son periódicamente aumentados para inducir alucinaciones oníricas visuales y posiblemente otros estados naturales de conciencia.

Compilado: Anónimo Donoso

1 comentario:

  1. Buenas, me gustaría preguntar porque muchos comparan a la ayahuasca con el tepezcohuite son parientes o algo así? Saludos!

    ResponderEliminar