viernes, 24 de enero de 2014

SINCRONICIDAD LA LLAVE DEL DESTINO

Existe un campo Unificado Místico Mórfico de energía que nos vincula a todos. Experimentar la conexión con este campo, es la llave de las coincidencias. 

Mediante el Principio de sincronicidad, C. G. Jung intenta dar cuenta de una forma de conexión entre fenómenos o situaciones de la realidad que se enlazan de manera a causal, es decir, que no presentan una ligazón causal, lineal, que responda a la tradicional lógica causa-efecto.

Para los escépticos las coincidencias son como los comodines de las baraja de la vida; para el investigador, son la llave a la sincronicidad. La teoría cuántica, el escarabajo de Jung, el sueño profético de Dickers, los oráculos de los indios naskapi... todos están conectados en sincronicidad.  Al igual que los físicos buscan una teoria de campo unificada, Carl Jung y otros buscaban la sincronicidad, esto es, el principio unificador tras las coincidencias significativas, la conciencia individual y la totalidad del espacio y el tiempo. 

El nivel de sincronicidad está aumentando actualmente porque para el vacío es cada vez más fácil dar un feedback, es decir, una respuesta porque porque la gente se está “vaciando” de conceptos caducos.  La manifestación material es siempre un equilibrio entre tu interpretación interna y lo  que el universo te nutre, por eso hay que vaciar primero. Eso sí, para los radicales de la  creación con el pensamiento, El genio Nassim Haramein aclara que cada vez que nutres al Universo con tu pensamiento y tu acción, la respuesta es a su vez modificada por el resto de la gente que también está alimentando al Universo y todo está coordinado en la misma  realidad de consenso. Es decir, que Tú no creas sólo tu Realidad sino en consonancia  con el resto de seres humanos, en esa realidad compartida que es la Vida. 




Nassim Haramein predijo hace quince años que en el centro de cada galaxia  hay un “agujero negro” (en inglés, “black hole”), cosa que la Ciencia ha demostrado  hoy día como cierta.
Su teoría se basa en que toda espiral (una galaxia, un tornado, un sistema solar, un átomo…), que es la geometría básica de la Vida, está rotando sobre un eje, la fuente de donde obtiene la energía. Ese detalle, que pasó desapercibido a Einstein y la ciencia  oficial, le llevó a Nassim a proponer que, en realidad, el “agujero negro” es parte de un “agujero blanco”, es decir, que el lugar de máxima oscuridad es donde, al mismo tiempo, hay más luz.

Traspasado a nuestra vida diaria, esto nos llevaría a que el “agujero negro” (es decir,  una crisis personal) es el pasadizo espiral de Alicia (en el país de las maravillas) hacia  una nueva Realidad, es decir, el camino hacia la Luz o la Iluminación.

Todos nos encontramos a lo largo de nuestra vida con un “problema” (o desafío)  que, si no lo has resuelto correctamente en un momento de tu vida, se vuelve a aparecer  prácticamente igual que en otro momento. 

Ese, ¡escúchalo bien!, es tu “pasadizo” a otra Dimensión de conciencia, es decir, de  Vida. Cada uno tendrá su desafío pero lo que tienen en común es que detrás de él está aquello que más miedo te da perder o aquello que te puede hacer perder la confianza en  ti mismo, o sumirte en una depresión… 

La manera en que se presenta en tu vida esta repetición es tan increíble que si se lo contaras a alguien no se lo podría creer. Y ahí reside, precisamente, el mágico juego.Sólo tú puedes resolverlo. Es tu desafío. No lo puedes compartir con nadie. Desafía a tu miedo y a tu poder del Guerrero (espiritual). 

Se trata de romper con algún paradigma en tu manera de actuar y que puede atender al odio, los celos, el rencor, la envidia, la rabia, la ira, la lujuria… Se presenta en tu vida  con el fin de sanar una herida del pasado y la manera de superarlo es VIVIENDO eso  que te da miedo vivir. 

El verdadero desafío está en vivir la envidia, los celos, la rabia o el sentimiento que sea “tu punto débil” sin apegarte a él. Es decir, perdonándote por sentirlo y perdonando a la persona que te hizo sentir eso pues, de alguna manera, es tu Maestra, o sea, quien te ha  permitido vivirlo. El secreto está, no en reprimir esos sentimientos como dice alguna  corriente de la Nueva Era, sino en VIVIRLOS CONSCIENTEMENTE hasta que los  TRANSMUTAS. Es decir, que si tu problema es la envidia, la vivas con toda la  intensidad que sientas pero siendo consciente de que te comportas como un envidioso y ,transformando ese sentimiento en comprensión. Y lo mismo con la ira o con la lujuria. Ahí, en ese momento en el que te des cuenta, te podrás reír de ti mismo… 

EL SIN- CRONO ( Sin tiempo)

Cuando nos referimos a la sincronicidad, nos estamos refiriendo a todo aquello que adopta un sentido para la persona que lo experimenta en el mismo momento en que lo experimenta. Un mismo hecho puede tener un gran significado para un individuo, o hasta quizás ser determinante para su vida, mientras que para otro individuo no posee ningún significado en sí.
Esto significa que cada encuentro sincrónico representa un mapa particular para la persona que lo experimenta. Esta nueva realidad, puede transformar lo que hasta el momento la persona creía de sí misma y del mundo.
Es por ello que debemos estar atentos a estos mensajes que nos llegan de nuestro subconsciente y otorgarles la atención que éstos se merecen. Tal y como afirma el Dalai Lama: Estar dispuesto a dejarse llevar por las sincronicidades sin juzgar al Universo. Esto es lo más parecido a Fluir, a  confiar en que todo aquello que vendrá es justamente aquello que necesitaré para conseguir el objetivo o estado deseado.
Estar abierto a las sincronicidades significa confiar en algo intangible, dejarse llevar por aquello que se percibe a través de otros medios. Una voz que resuena en lo más profundo, en ocasiones casi inaudible, que nos guía a través de esta aventura de la vida.
Saltar las barreras de la racionalidad y del Ego y asumir que no debemos tener explicación para todo y, creer en que lo que nos ocurre tiene un sentido absoluto y relevante para nuestro crecimiento y evolución personal.

Compilado : Anónimo Donoso.

www.bibliotecalaspleyades.com
http://www.lorenapg.com/
http://www.celiavillaescusa.es/sincronicidad



No hay comentarios:

Publicar un comentario