sábado, 30 de abril de 2016

HIPNOSIS Y REGRESIÓN

Conoce más sobre esta gran herramienta al alcance de todos. Con ella podemos acceder a nuestra conciencia, realidades y memorias más profundas, con un fin terapéutico. Desbloqueos, respuesta a preguntas y mayor conocimiento interno.

La hipnosis es un estado alterado de la conciencia, parecido al del sueño fisiológico o de meditaciones profundas. En él podemos ser conscientes de lo que sucede a nuestro alrededor, escuchar todos los sonidos y aumentar la atención hacia nuestros pensamientos. De este modo se consigue un estado de concentración dirigida a aquellos contenidos que nos interesen.

Nadie puede ser hipnotizado en contra de su voluntad. Durante la hipnosis el sujeto es dueño de sí mismo, y sólo hace aquello que acepta hacer. Por lo general, a medida que el hipnotizador le va solicitando al sujeto que recuerde la causa de un determinado síntoma o cuestión, éste percibe una sensación, imagen o pensamiento relacionado de alguna manera con el tema. De esta manera, poco a poco, se le va llevando cada vez más profundo en el trance, de modo que no analice de modo consciente lo que está diciendo. Niños y adultos pueden alcanzar un estado hipnótico, pero cada persona lo vivencia de diferentes maneras al ser un proceso completamente personal.

Conocer el origen de un problema, ayuda a resolverlo. La terapia por regresión es un tratamiento en el que se utiliza la hipnosis para que el paciente recuerde el momento en el que se originó el bloqueo o pregunta.

La regresión consiste en “regresar” al sujeto en el tiempo para que reviva o recuerde cosas, tal como estar en el vientre de su madre; pero si se le sugiere que vaya aún más allá, es posible que recuerde otras identidades o supuestas vidas pasadas. En este caso, es común que la persona sienta la certeza de estar aquí y ahora, mientras al mismo tiempo tiene la sensación de estar en el pasado con otra personalidad, lo cual le permite comparar y entender el posible origen de sus traumas o enfermedades.



La Hipnosis también es un término técnico utilizado para describir un estado de la mente similar al de alguien en una meditación profunda. La inducción hipnótica te ayuda a traer a tu mente consciente al momento presente, "el ahora".

Por "estar en el ahora" todas las discusiones internas en tu mente se calman naturalmente.
Esta quietud interna te permite distinguir más claramente entre lo que a veces puede parecer dos voces dentro de tu cabeza

  • Uno es parloteo mental impulsado por miedo, duda o deseo.
  • La otra es tu intuición ( yo-superior / super-consciente / alma / ... llámalo como quieras)

El flujo natural del pensamiento :

El cuerpo, con sus 5 sentidos, recoge y almacena datos no procesados en el subconsciente.

El alma es nuestro sexto sentido / intuición / super-consciente que tiene la capacidad única de pensar creativamente y de incorporar y procesa instantáneamente todo los datos del pasado y del presente, con el fin de dirigirnos en un futuro que producirá los resultados más beneficiosos y satisfactorios a largo plazo.

La mente es la parte exploradora / cazadora / guerrera de nosotros que actúa sobre las instrucciones proporcionadas por nuestro intuición / alma, y está a su mejor nivel cuando se centra en el momento presente.

En este flujo natural del pensamiento el cuerpo, el alma y la mente actúan como uno.
Con este flujo no se produce estrés de largo plazo, causante de muchas de las dolencias emocionales, físicas y mentales.

De aquí proviene el dicho “la felicidad se encuentra por estar en el momento"

Piensa en los momentos en los que realmente te sientes vivo, tus mejores momentos.
Te darás cuenta de que están desprovistos de parloteos mentales. 
No hay estos debates internos interminables sobre qué hacer a continuación.
En esos momentos, sin que te des cuenta, confía plenamente en tus respuestas intuitivas.

¿De dónde viene el parloteo mental?

El parloteo mental proviene principalmente de creencias y mecanismos de supervivencia obsoletas que hemos creado o aceptado en el pasado para evitar la repetición futura de determinadas situaciones, o para cumplir con convenciones sociales. Está claro que cuanto más interfiera el parloteo mental en tus respuestas intuitivas, más daño estará infligiendo al flujo natural del pensamiento.

Estas creencias y mecanismos de supervivencia por lo general nacen de un momento de mayor estrés, y están arraigados en la naturaleza primitiva, temerosa, desconfiada e impulsiva del cuerpo humano. Con eso, si los dejamos tal cual, adquieren una influencia predominante sobre nuestras acciones, percepciones, y bienestar general.

Esa misma naturaleza primitiva nos empuja a evitar el cambio a toda costa y a buscar desesperadamente su validación hasta el punto de auto sabotearnos para conseguirla.
Hay muchas formas de ayudar a ese proceso en tu vida diaria.
Por ejemplo tomar una pausa, de unos minutos,varias veces al día (unos días más que otros), diciendo en voz alta lo que sientes que calmará las discusiones internas que me distraen. Eso ayuda a mis pensamientos a volver al momento presente. 
La escritura es otra forma útil de ayudar a calmar la charla interna.
Al permitir el flujo de palabras, al igual que en una sesión de regresión, hace más fácil el obtener una idea de qué va la charla. 

La hipnosis también es útil en conjunto con la psicología clínica y en la psicoterapia. Entre sus mayores éxitos se puede nombrar el tratamiento de trastornos de ansiedad, desde fobias a crisis de pánico, trastornos obsesivos y diversos tipos de estrés, y depresión.

Hay muchas formas de terapias de hipnosis, encuentra lo que funciona para ti te ayudara a continuar cultivando un estado de alta conciencia, hará que cualquier nuevo reto en tu vida sea mucho más fácil de manejar.

Compilado : Anónimo Donoso.
http://www.olivierhouet.eu/
http://puentesalser.com/

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada